Referencia

Secciones

Idiomas

Enciclopedia Janos Audron

Janos Audron es el último de los antiguos vampiros, padre de la nueva raza de humanos vampirizados y protector de la espada Segadora.

Historia

Décimo guardián

Tras el fin de la guerra entre vampiros y hylden, estos últimos fueron expulsados y encerrados por sus enemigos vencedores en la dimensión demoníaca. Los vampiros erigieron entonces los Pilares como forma de mantener cautivos a sus enemigos.

Antes de ser aislados por completo, los hylden arrojaron a los vampiros la maldición que acabaría con su raza: inmortalidad, sed de sangre y esterilidad.

Janos Audron encargó a su discípulo Vorador la creación de la Segadora, siguiendo las antiguas profecías vampíricas. Janos protegió celosamente este arma destinada al Elegido de la profecía el cual llevaría a los vampiros a la victoria definitiva contra los hylden.

Debido a la imposibilidad de fallecer de muerte natural y de no poder volver a la Rueda del Destino de su dios, los vampiros comenzaron a suicidarse, incapaces de soportar el rechazo que su dios les había dado.

Este hecho unido a la incapacidad de procrear obligó necesariamente a los vampiros a transmitir el don del vampirismo a los humanos si querían mantener los Pilares bajo custodia vampírica y proteger la barrera de los Pilares. Así pues, Janos creó el primer vampiro a partir del humano Vorador en un plan por vampirizar a los humanos guardianes.

Cuando los guardianes humanos se rebelaron contra sus maestros rechazando el don del vampirismo y tomando el control de los Pilares, la velocidad a la que la estirpe vampírica desaparecía se aceleró en el momento en el que los humanos fundaron la Orden Sárafan.

Así pues, el número de vampiros originales fue menguando hasta que sólo quedó el impertérrito Janos Audron refugiado en su retiro de las montañas, custodiando la Segadora hasta la llegada del héroe profetizado.

Durante los siglos de espera y debido a su maldición, Janos se vio obligado a alimentarse de los habitantes de la aldea de Uschtenhiem. La leyenda del monstruo fue creciendo…

Muerte y resurrección

Siglos más tarde, Raziel alcanzó la fortaleza del vampiro y construyó un camino para poder llegar hasta la altísima cámara en la que se éste se encontraba.

El encuentro sirvió para que Raziel recibiera una lección sobre su auténtico propósito como salvador de Nosgoth amén de ser el escenario en el que los Sárafan arrebataran la vida y el corazón del viejo vampiro, todo ello con Raziel como espectador.

Aunque no hay indicios de ello en los capítulos, parece tener sentido que el ataque al Círculo llevado a cabo por Vorador fuera incentivado por el asesinato de su querido maestro. Tras este ataque, Vorador recuperó el cuerpo de Janos y lo trasladó a la cripta de su mansión.

Allí permaneció durante cinco siglos hasta la llegada de Raziel que, portando su corazón robado, se lo devolvió haciéndole resucitar.

Al regresar a la vida, Janos seguía ofuscadamente convencido del papel que Raziel tenía que representar como héroe vampírico aunque se vió inmerso en un mar de dudas cuando Raziel mostró su Segadora espectral, cuestionando la veracidad de las profecías vampíricas.

Janos llevó a Raziel consigo a la ciudadela de los vampíros donde le reveló que las respuestas que requería se encontraban en el sancta santorum del edificio.

Era el momento en el que el joven Kain debía decidir si se sacrificaría o si condenaría a los Pilares a la ruina eterna. Con la segunda opción como resultado, los Pilares fueron destruidos y la barrera que estos proporcionaban para mantener a los hylden en la dimensión demoníaca, quedó eliminada.

En ese instante, el hylden parásito de Mortanius (Lord Hylden) tomó posesión del cuerpo de Janos, se enfrentó a Raziel y acabó venciendo. Lord Hylden se marchó con el cuerpo de Janos dispuesto a poner en marcha sus planes de conquista de Nosgoth.

Esclavitud

Janos fue encarcelado en el Artefacto y su sangre fue utilizada para dar vida a la antigua criatura conocida como la Masa, un antiguo arma hylden. Debido a la falta de fuerzas, el cuerpo de Janos se transformó en un ser monstruoso.

Paralelamente, Kain despertó de su letargo tras la batalla con Lord Hylden y buscando destruir a su enemigo encontró a Janos, a quien no reconoció debido a su deformación. Curiosamente, Janos sabía de la existencia de Kain, probablemente del mismo modo en el que conocía de la existencia de Raziel o quizá por ser Kain un personaje notable en Nosgoth.

Janos ayudó a Kain a destruir a la Masa proporcionándole valiosa información. Con la Masa destruida y su cuerpo restablecido, Janos se presentó ante Kain y le contó las historias acerca de los vampiros y hylden y cómo estos últimos pudieron tomar el control sobre Nosgoth.

También puso al corriente de la situación a La Cábala y trazó junto a ellos una estratagema para acabar con Lord Hylden y sus planes de conquistar Nosgoth.

Janos pudo penetrar en la ciudad de los hylden cuando Kain acabó con las defensas de ésta. Durante la pelea entre Kain y Lord Hylden, Janos hizo acto de presencia y se enfrentó al hylden en un intento de ayudar a Kain. Sin embargo, fue derrotado y arrojado al vórtice que comunicaba con la dimensión demoníaca.

Futuro

El confinamiento de Janos en la dimensión demoníaca explica a la perfección su no-aparición en los eventos siguientes a su desaparición (Soul Reaver). En un hipotético proximo episodio, si Janos Audron tuviese que reaparecer, sería una idea no menos que rocambolesca, al tener que regresar de algún modo difícil de explicar de dicha dimensión.

Etimología

Probablemente del húngaro János y éste del hebreo Yohannan (el cual en castellano corresponde al nombre de Juan) significa Dios tiene piedad de nosotros.

Otra posible acepción es la del dios romano Jano, el dios de las puertas, de los comienzos y los finales.

Las pocas acepciones encontradas para su sobrenombre, Audron, parecen sugerir que se trata de una degeneración de Aureo o Auron, los cuales significan oro o dorado.

Haciendo caso ciego a estas referencias se obtiene con que este personaje es Juan el dorado, algo que no parece tener nada de sentido. Quizá teniendo en cuenta que el nombre de este personaje le fue acuñado en Blood Omen y que sus apariciones en este episodio se reducen únicamente a las menciones que Kain hace de él, es posible que su nombre le fuera otorgado de forma casual y sin posibilidad de conocer las repercusiones que este personaje tendría en capítulos posteriores.